Adaptación a las tecnologías emergentes, integración omnicanal, comercio móvil & social media, forman parte del futuro del comercio electrónico en Latinoamérica y EE.UU. acompáñanos en este breve análisis que cualquier dueño o vinculado a un negocio en línea debe conocer.

 

En Latinoamérica y en el corto plazo Brasil y Argentina parecen liderarán los mercados minoristas en línea de más rápido crecimiento.- Photo by Motoviurii.- Freepik.es.

El crecimiento del comercio electrónico ha estado marcado por los niveles de acceso a los servicios en línea de los usuarios y la digitalización de las empresas, haciendo que el crecimiento en el mercado fuera lento pero constante.

Algo que cambió con la llegada de la pandemia Covid-19 en donde las ventas en línea pasaron a ser un canal de venta primordial tanto para los usuarios como para las empresas.

De hecho, en un estudio realizado por Statista se muestra como el porcentaje de las ventas del comercio electrónico pasaron de 13.8% en 2019 a 17.8% en 2020. E incluso se espera que en el futuro el comercio electrónico minorista alcance un 23% de las ventas minoristas globales.

Este crecimiento acelerado del mercado que se dio en esa etapa de la historia se convirtió para los usuarios en un cambio de hábito y de cultura. A la vez, significó para las organizaciones tradicionales una apertura hacia nuevos canales de venta que ofrecen ventajas importantes como una exhibición 24/7 de sus productos. Estos cambios, marcaran el crecimiento del comercio electrónico minorista a futuro.

A continuación, un análisis de las tendencias que marcarán el futuro del comercio electrónico minorista, principalmente en LATAM y EE. UU.

Una clave para maximizar el éxito del eCommerce: La importancia del monitoreo y soporte de operaciones.

Estado actual del comercio electrónico minorista LATAM

En América Latina la adopción de servicio online ha sido más lenta en comparación con otros países, esto debió a la desconfianza en los canales, el acceso limitado a servicios de internet, plataformas de pago, entre otros factores.

No obstante, al igual que en los mercados globales, estas barreras fueron bajadas con la llegada de la pandemia en 2020, en donde el auge del comercio electrónico en LATAM fue tal que vio reflejado según un estudio de Statista un incremento de ingresos de 230% solo en la primera semana de la pandemia comparado con semanas anterior.

Este cambio de hábitos de los consumidores en LATAM ha impulsado el desarrollo de las empresas y el nacimiento de nuevas empresas minoristas dentro del comercio electrónico. Incluso se ha impulsado la automatización de otras áreas como la de logística y envíos, repercutiendo en el crecimiento de otros mercados.

Liderazgo del comercio electrónico minorista en EE. UU.

Estados Unidos representa uno de los mercados más competitivos en el comercio electrónico minorista a nivel global. En él resaltan los Marketplaces como Amazon y eBay que representan un gran sector del mercado de comercio electrónico minorista, al habilitar espacios de venta tanto a grandes como pequeñas empresas.

Adicionalmente, el comercio electrónico minorista de EE. UU. se ha caracterizado por impulsar la innovación, adaptación y diversificación de sus servicios. Afianzado en la estabilidad y la accesibilidad a los servicios y tecnologías, sumado a la disposición de los usuarios al cambio.

Tendencias que marcarán el futuro del comercio electrónico minorista

El comercio electrónico minorista es un canal que seguirá desarrollándose y creciendo a nivel global. Las empresas grandes o pequeñas deben considerar este canal de venta como parte integral de su estrategia de crecimiento. Incluso según una publicación realizada por NIQ la combinación del mercado físico y en línea (Omnicanal) representa para el 49% de sus encuestados el hábito normal de compra.

Por lo que las empresas deberán seguir expandiéndose al comercio electrónico sin abandonar la venta física, dando a los usuarios igual calidad de atención en ambos canales. Para lograrlo es importante continuar los procesos de automatización y digitalización, así como la adopción de nuevas tendencias en tecnología y en hábitos de consumo.

Entre estas tendencias que se proyectan a futuro, resaltan.

Adaptación a nuevas tecnologías

La tecnología seguirá siendo un impulsor de nuevos hábitos de consumo y de cambios en la manera en que se pueden ofrecer los servicios, por esto se deben resaltar nuevas tecnologías que abrirán oportunidades inigualables, e impulsarán el crecimiento del comercio electrónico:

  • Inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automatizado (ML) ambas tecnologías facilitarán la personalización de los servicios, la calidad de los chatbot y los asistentes virtuales; agilizando el proceso de compra y la detección de oportunidades.
  • Búsqueda por voz, la inclusión de tecnologías de búsqueda de voz dentro de los eCommerce brindará a los usuarios mayor accesibilidad y facilidad de búsqueda.
  • Realidad aumentada y virtual, otra de las grandes ventajas de la tecnología les permite a los usuarios visualizar los productos dentro de los espacios o incluso cómo quedaría puesto en caso de ropa. Teniendo una visión más real del producto.
  • Servicios de suscripción, contar con servicios que le permitan al usuario acceder a paquetes o mejoras, además que permite una personalización mayor del servicio.
  • Blockchain, agregando seguridad y confianza a las plataformas de comercio electrónico.

Integración y adaptación a nuevas tecnologías forma parte del futuro del comercio electrónico. Tecnología Blockchain en el e-Commerce: Novedades, aplicaciones y beneficios.

Comportamiento de los consumidores

Los consumidores, sin importar la generación, cada vez están más familiarizados con la tecnología, y se han adaptado a las bondades que brinda, así como a la accesibilidad de la información y de los servicios en línea.

Ello, al igual que los factores socioeconómicos afectan el comportamiento de compra de los usuarios y por ende la dinámica del comercio electrónico minorista. En base a esto, se resaltan las siguientes tendencias,

Equilibrio entre offline y online

Después de la necesidad de la pandemia que llevó a las empresas a la digitalización acelerada, y a los usuarios a adaptarse al uso de servicios en línea. La tendencia de consumo viene determinada por el híbrido entre online y offline. Esta integración omnicanal debe ofrecer una experiencia consistente en ambos canales, habilitando los mismos servicios de manera fluida.

Comercio a través de móvil

La tendencia es que la mayoría de las compras sean realizadas a través de dispositivos móviles. Incluso según una publicación de InsiderIntelligence se espera que para 2024 las ventas realizadas a través de dispositivos móviles alcancen un 40.4% del total del comercio electrónico.

Tanto Smartphones como tabletas serán la puerta de entrada principal de los consumidores lo que hace inminente que el desarrollo de estos portales considere principalmente la adaptación a estos dispositivos de manera natural.

Utilización de redes sociales

Las ventas a través de redes sociales, pueden ser el camino más directo de los consumidores. La integración de funciones de compra en Instagram, Facebook, entre otros, sin necesidad de salir de la plataforma se convierte rápidamente en parte importante del comercio electrónico facilitando el acceso a los productos, dentro de sus hábitos cotidianos.

Velocidad de entrega (Q-commerce)

Los usuarios cada vez más exigen velocidad de entrega, buscando el acceso a sus productos y servicios de manera inmediata. Impulsando la innovación en áreas de logística y las alianzas entre ambos sectores de la economía.

Sostenibilidad

Los consumidores son cada vez más sensibles al tema del cambio climático y a los efectos que este ha ido generando en el planeta. Siendo la tendencia ha ido dirigida a servicios que garantizan con sus empaques, materiales y métodos de envío la sostenibilidad del planeta.

El futuro del comercio electrónico minorista – Conclusión

Los mercados de comercio electrónico minorista de LATAM y EE. UU. evolucionan a diferentes velocidades, pero se verán afectados de igual manera por los avances e innovaciones tecnológicas y los cambios de las necesidades de los consumidores en cuanto a calidad y nivel de servicio.

El futuro del comercio electrónico va dirigido por los hábitos de consumo de los usuarios y afianzado por la adaptación a las nuevas tecnologías. En donde se destaca:

  • La importancia de la personalización del servicio
  • Calidad de atención
  • Adaptabilidad a diferentes tecnologías y dispositivos
  • Y la mejora de los servicios de entrega.

Todo esto garantizando la consistencia y fluidez entre los canales físico y en línea.

En Nulogic somos especialistas en la implementación de soluciones de plataformas eCommerce y estamos conscientes de la velocidad en que evoluciona el comercio electrónico. Por ello nos enfocamos en brindar soluciones eCommerce ágiles y fáciles de integrar que permitan a las empresas cumplir con la demanda de sus clientes.